Somos humanos, pero también somos electricidad y la electricidad genera magnetismo. Aprende respecto al campo electromagnético humano y cómo nos conecta internamente y nos interconecta con otros.

Campo electromagnético humano

El poder para alcanzar la vida que deseamos está en manos de cada uno de nosotros mis queridos atletas, y sólo es cuestión de decidirse.

Amadeo Porras

Este juego del lente con el sol me hace recordar algo que me gustaría compartir con ustedes: El Campo Electromagnético Humano.

El campo electromagnético de una persona con la intención consciente dirigida hacia el bienestar de otra persona receptora, y en conjunto con el campo magnético de nuestra Madre Tierra, pueden producir una resonancia en las personas que estamos presentes, y si a esto le sumamos nuestra práctica de yoga, ¡pues gasolina de avión!

De esta forma, se podría detener y corregir un campo electromagnético disfuncional.

Cuando se distorsionan las ondas electromagnéticas se produce una desorganización que se manifiesta en enfermedades en nuestro componente material: el cuerpo.

Cada vez que sentimos una emoción el cerebro emite ondas eléctricas y el corazón ondas magnéticas; entonces el ser humano tiene un campo electromagnético, es decir, impulsa energía hacia afuera al campo cuántico, llamado también “la mente de Dios”, “la matriz” y esa información se va al Universo, al campo cuántico, y el corazón magnetiza y atrae de nuevo lo que tú has impulsado, el cerebro envía información y el corazón atrae el resultado de esa vibración.

Cada vez que tocamos una vida impactamos muchas vidas.

Por ejemplo, la persona que te atiende en un café será impactada por el trato que le des, y también quienes la rodean, porque cuando llegue a su casa, si la trataste mal, así tratará a los demás. Se va a «desquitar» en su casa.

Así que recuérdalo: cuando tratas mal a alguien quizá estás sembrando un efecto dominó negativo. Lo bueno es que lo mismo sucede si tratas bien a los demás.

Es como una onda expansiva. Si tomas la responsabilidad de tratar a los demás con amor, a pesar de lo que vivas, todos los encuentros que tengas con otras personas pueden resultar espectaculares.

El poder para alcanzar la vida que deseamos está en manos de cada uno de nosotros mis queridos atletas, y sólo es cuestión de decidirse.

Siempre es bueno amarse y honrarse para volver a empezar.

Lo maravilloso de todo lo bueno y lo malo es que tu lo creaste y tienes el poder de crear algo diferente. Esa es la magia.

Pocos saben que conscientemente pueden cambiar esa energía, esa resonancia, para cambiarlo todo.

La primera persona que debe dejar de ser juez, eres tú mismo, eres tu peor verdugo.

Cuando dejas de ser cruel contigo mismo dejas de ser cruel con los demás.

Este es un buen momento para perdonarte, amarte y honrarte.

También es un buen momento para entender que nunca debes abandonar tu práctica y siempre es un buen día para volver a empezar.

Debemos evitar la fórmula de la infelicidad: querer complacer a todo el mundo.

Cuida las emociones, porque el campo electromagnético de cada persona se comunica con el Universo para crear oportunidades.

Comprende el poder de las emociones.

Para aprender más del campo electromagnético humano o bioelectromagnetismo:

https://es.wikipedia.org/wiki/Bioelectromagnetismo

Para saber como practicar yoga puede ayudar a enfrentar la depresión.

Namaste.

Amadeo Porras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *