El maestro Amadeo Porras comparte su tercer mensaje de evolución en el que habla de la importancia de las asanas y del contacto de los aspectos físicos y espirituales.