Categorías
Audio Evolución

La paciencia – Mensaje de Evolución de Amadeo Porras (Audio)

El maestro Amadeo Porras nos habla de la paciencia como virtud, como valor y como herramienta.

Te recomendamos cerrar los ojos mientras escuchas al maestro Amadeo Porras.

La paciencia es un valor importante que el ser humano puede practicar y fortalecer.

La paciencia es una virtud, y también una disciplina.

Cuando tengas que ser paciente, procura usar toda tu sabiduría.

A veces estamos forzados a ser pacientes. No podemos hacer otra cosa que esperar.

En esos momentos de espera obligada, nada ganamos con desesperar. Es mejor desarrollar nuestra fuerza interna, reflexionar, aprender y tener esperanza con respecto al futuro.

Practicar la paciencia en reflexión, en autoanálisis, convirtiéndola en un aprendizaje consciente, no solo aumentará la propia paciencia, pues además te permitirá crecer internamente.

La paciencia no es la capacidad de esperar, sino la capacidad de mantener una buena actitud mientras se espera.

Siendo así, la paciencia es una forma de acción. Permanecer paciente no solo es hacer algo, a veces es lo mejor que podemos hacer.

Ser paciente no es solo esperar. También es aceptar que aun después de una larga espera las cosas pueden suceder de forma distinta a como estábamos esperando durante tanto tiempo.

La sabiduría y la paciencia son virtudes hermanas que suelen caminar juntas tomadas de la mano.

Un truco para no desesperar mientras se espera es utilizar ese tiempo para hacer otra cosa y entre esas otras cosas que podemos hacer están algunas acciones mágicas que podemos ejecutar dentro de nuestras mentes: la reflexión, el perdón, la planificación, el análisis, la meditación, el descanso.

Hay mucho que hacer mientras se espera.

Recibe un abrazo infinito.

Namaste.

Anécdota budista respecto a la paciencia

Buda y sus discípulos decidieron emprender un viaje en el que tendrían que cruzar varios territorios y ciudades.

Un día, vieron un lago a lo lejos. Decidieron detenerse allí porque tenían sed. Cuando llegaron, Buda le dijo a su discípulo más joven e impaciente: “Tengo sed. ¿Puedes traerme un poco de agua de ese lago?”

El discípulo fue al lago, pero cuando llegó, notó que lo cruzaba un carro de bueyes y el agua se volvió turbia.

El discípulo pensó: “No puedo darle al maestro esta agua turbia para beber”. Por lo tanto, regresó y le dijo a Buda: “El agua está muy turbia, no creo que podamos beberla”

Luego de un rato, Buda le pidió al discípulo que volviera al lago y le trajera un poco de agua para beber. Sin embargo, el agua todavía estaba sucia. Una vez que regresó, le dijo a Buda: “No podemos beber esa agua. Deberíamos caminar al pueblo para tomar algo de beber”

Buda no respondió, tampoco hizo ningún movimiento. Solo se quedó allí.

Después de un rato, Buda le pidió al discípulo una vez más que volviera al lago y le trajera agua.

Como no quería desafiar a su amo, fue al lago. Sin embargo, estaba furioso porque no entendía por qué le había pedido que volviera. Como el agua estaba turbia, no podían beberla.

Cuando llegó, observó que el agua ahora parecía cristalina. Por lo tanto, recogió algo y se lo llevó a Buda, quien Miró el agua y le dijo al discípulo: “¿Qué has hecho para limpiar el agua?”

El discípulo no entendió la pregunta. Era obvio que no había hecho nada.

Buda explicó:

“Esperaste y lo dejaste pasar. Por lo tanto, el lodo se asentó solo, y ahora el agua está clara. Tu mente también es así. Cuando está embarrada, hay que dejarla. Darle tiempo. No seas impaciente. Por el contrario, sé paciente. Alcanzarás el equilibrio. No tienes que hacer ningún esfuerzo para calmar la mente. Todo pasará si no te aferras”

4 respuestas a «La paciencia – Mensaje de Evolución de Amadeo Porras (Audio)»

Excelente reflexión maestro siempre tan a acertado en sus comentarios, muchas gracias por compartir con nosotros su sabiduría. Namaste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *