Categorías
Evolución

Separados y más unidos que nunca

Quizá estamos obsesionados con la tecnología, pero eso que antes nos separó, ahora es lo único que nos une con nuestros seres queridos. Todo es relativo.

Porque todo es relativo

Estamos viviendo una prueba inédita para varias generaciones.

Ahora, lo que fue tan criticado, las pantallas, nos están permitiendo vernos, escucharnos, reirnos juntos.

Fíjate como todo cambia de un día para otro.

Es verdad, estamos un poco obsesionados con la tecnología, con las pantallas, pero mira, ahora también en cierta forma, lo que antes nos separó es lo único que nos une con nuestros seres queridos, tanto en otros países, como en el mismo país.

En toda sabiduría hay algo común, una ley quizá tan grande como la ley de oro de los profetas, que es “haz a los otros como quieres que hagan contigo” o “no hagas a los otros lo que no quieres que te hagan a ti” y esa otra ley o meta-ley (una ley por encima de las leyes) es la que mencionó Albert Einstein: todo es relativo.

Y eso nos sirve para pensarlo dos veces cuando queramos juzgar a algo o a alguien de manera muy cerrada. Debemos recordar siempre que todo es relativo.

¿Tanta tecnología, tanto Internet, tantas pantallas es algo malo? Depende.

¿Estar encerrados durante horas con nuestros seres queridos es algo bueno o algo malo? Depende.

Acércate a esa gran sabiduría que encierra la relatividad de las cosas.

La relatividad es en cierta forma la interdependencia entre los hechos y los observadores de los hechos, a tal punto que la ciencia ha demostrado que a nivel cuántico los resultados de los experimentos varían si son observados.

Para quien desea abrazar a la persona que ama unos días pueden ser una eternidad, y para quien ya está con ella, un mes encerrado juntos puede pasar como si se tratara de un par de días.

No te afanes, no te aferres duramente a nada, ni a tus más sagradas creencias, porque todo depende de todo, todo es relativo.

Namaste.

2 respuestas a «Separados y más unidos que nunca»

Buenos dias profe, muy buena reflexión….”todo es relativo”, tal vez todo esto que nos agobia en este momento, en un futuro lo veamos como un buen aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *